Iglesia esperanzada. Consiliarios de Mérida-Badajoz

Los consiliarios diocesanos de ACG Mérida-Badajoz, han aportando nuestras ideas al proyecto del Plan Pastoral Diocesano 2021-2024.

 

 
 
 

El virus este no nos tiene que parar ni quitar las ganas de seguir siendo Iglesia esperanzanda, y es lo que hemos hecho el pasado lunes los consiliarios diocesanos de Acg Mérida-Badajoz, aportando nuestras ideas al proyecto del Plan Pastoral Diocesano 2021-2024. Lo hicimos online, debido a las restricciones que tenemos en la comunidad y, más en concreto, con lo que estamos viviendo en los pueblos y ciudades donde estamos (es grande compartir inquietudes y esperanzas, aunque sea por ZOOM).

En nuestra diócesis andamos inmersos en la preparación del próximo PLAN PASTORAL DIOCESANO (se está haciendo sinodal, donde laicos, religiosos y sacerdotes hemos de aportar para enriquecernos mucho más) y creemos que, desde el grupo de consiliarios de ACG, hemos de plasmar nuestras inquietudes en este proyecto para que la ACG se consolide aún más en nuestra diócesis.

En la foto somos todos los que estamos, pero no estamos todos los que somos. Un verdadero regalo, de verdad.