Asamblea de inicio de curso de la ACG de Teruel y Albarracín.

Llamados por Jesús para transformar la historia

image
image
 

 

Eran las cinco de la tarde del domingo 6 de octubre. El sol se colaba por las ventanas. Todos convocados a la Asamblea de inicio de curso de la Acción Católica General de Teruel y Albarracín.

Es importante recordar a menudo que tenemos por delante una vida con un reto apasionante: asumir nuestra responsabilidad como laicos en la construcción del Reino. Sabernos Llamados por Jesús para transformar la historia, como nos dice el lema elegido para este curso. Puede parecer ambicioso. Pero no es tarea de otros. Cada uno estamos llamados a transformar nuestra realidad, la de aquí y ahora, la de nuestras familias, parroquias, trabajos, barrio, pueblo o ciudad; solo así podemos hacer realidad el sueño de Dios. Y ese es el sueño que empuja a la ACG.

Como en toda asamblea se dieron a conocer los objetivos para 2019-2020, enmarcados en la llamada de nuestra diócesis a ser comunidad orante y peregrina, y por la Iglesia española a ser Pueblo de Dios en salida; el calendario de actividades; la situación de los sectores y de la economía de la asociación. Pero, además, se compartió lo vivido en el Encuentro de laicos celebrado en Ávila este verano y se pusieron en común las aportaciones al cuestionario para la preparación del Congreso de Laicos del próximo mes de febrero, organizado por la Conferencia Episcopal.

Don Antonio, nuestro obispo consiliario, nos animó a “tender puentes”, hacia los otros y hacia otra forma de vivir. Puentes de colaboración, de diálogo, de acercamiento, de trabajar codo con codo, de ternura, de esperanza…

Concluimos compartiendo alegría y mesa, la mesa fraterna de la comunidad que no anda sola, sino dentro del Pueblo de Dios y animada por el Espíritu del Señor.

 

image
image