Encuentro de continuidad de ACG y laicos de parroquia en Fuerteventura

Encuentro de continuidad. Fuenteventura.

El viernes, 23 de noviembre, la Acción Católica General (ACG) se hizo presente en Fuerteventura, en los Salones Parroquiales de Fabelo, en Puerto del Rosario. 

 
 
 

 

Supuso un reencuentro muy positivo y agradable con las personas que ya habíamos vivido el Encuentro canario de ACG y laicos de parroquia, el pasado mes de julio en Gran Canaria; y con aquellas personas que ya conocíamos de otros encuentros anteriores, y con personas que nos veíamos por primera vez, entre ellos un buen grupo de niños y de jóvenes.

Comenzamos con una sencilla oración, para a continuación, ver los dos vídeos que se habían elaborado del Encuentro del verano: el vídeo oficial, y el vídeo elaborado por los jóvenes de los Institutos diocesanos. A continuación, las personas que asistieron al Encuentro canario de ACG y laicos de parroquia, y que participaban esta tarde de este encuentro, compartieron sus testimonios de lo vivido en Gran Canaria.Resultó un momento muy emotivo.

Después de la oración, se realizó una sencilla dinámica de presentación de las personas presentes, en donde tenían que decir su nombre, y de qué parroquia de Fuerteventura procedían, marcando con estrellas verdes, rojas o azules según fueran niños, jóvenes o adultos (colocándolo en el mapa de la isla, en el municipio que correspondiese). Resultó muy gráfico y significativo.

Posteriormente, se presentó la ACG, explicando la metodología de esta asociación, y cómo se articula en la Parroquia. En este apartado, hubo varias muestras de interés entre los asistentes, por lo que se estaba presentando, pues resultaba un proyecto novedoso, y favorecedor de la madurez y del protagonismo del laicado de parroquia (de los tres Sectores: niños, jóvenes y adultos). En esta presentación, y partiendo del esquema de una flor, en donde la eucaristía es el centro de la comunidad parroquial, se valora el que el laicado forme parte de un grupo de vida, desde el que se acompañan mutuamente, favoreciendo el discernimiento vocacional hacia tareas dentro de la Parroquia, y hacia la misión, hacia fuera de la parroquia (el entorno de la parroquia, el pueblo, el barrio, asociaciones, partidos políticos, la cultura, la familia, etc.).

A continuación, se realizó una dinámica por Sectores: por un lado, los niños y jóvenes, y por otro los adultos. La dinámica consiste en reflexionar, en clima de oración, qué es lo que me sugiere todo lo compartido de la ACG, y por medio de diferentes pétalos de flores verdes, rojos y azules, (según sean niños, jóvenes o adultos, respectivamente), ir creando flores, que son los diferentes grupos de vida, que se van a crear con las personas que están presentes. Estos pétalos están unidos en medio, por la eucaristía (pan y vino). Se crearon una flores muy llamativas y alegres, como se sugirió que suponían los grupos de vida en una parroquia: le daba vida, alegría y luz.