Asamblea diocesana - ACG Burgos

Acción Católica General de Burgos. Asamblea diocesana.

La Acción Católica General de Burgos hemos celebrado este sábado día 24 nuestra asamblea anual en los locales de la parroquia de Santa María la Real y Antigua.

 

 

 

Ha sido una jornada que hemos aprovechado también para encontrarnos con personas que están empezando a participar en grupos de vida en sus parroquias.

En este principio de curso hemos programado los objetivos y medios para seguir estando al servicio de la evangelización. Una tarea desarrollada sobre cuatro pilares: la Misión, la Espiritualidad, la Formación y la Organización para poder dar a conocer a Jesucristo a través de la iglesia diocesana y de nuestra presencia en diferentes ambientes y compromisos.

Este año seguiremos dando prioridad a la puesta en marcha de nuevos grupos parroquiales de niños, jóvenes y adultos. Continuaremos con el taller de acompañantes, promoveremos una coordinación entre los diferentes grupos y acompañaremos a las parroquias que están realizando este cambio hacía una catequesis y grupos parroquiales con una formación más vivencial, con el objetivo de promover procesos continuados de vida cristiana.

También queremos seguir cuidando nuestro ser cristiano, desde la oración y la formación cristiana. Vemos la necesidad de crear espacios de silencio que nos ayuden a encontrarnos con Dios entre tanto ruido. Un silencio desde el que poder discernir mejor lo que el Padre nos está pidiendo y plasmarlo cada uno de nosotros en el Proyecto Personal de Vida Cristiana, herramienta que vamos a cuidar especialmente este curso.

La iglesia española, en 2019, abrirá una reflexión sobre presencia pública de los cristianos, que nos preparará para la celebración de un Congreso de Laicos en Madrid en el año 2020. Queremos estar muy atentos a esta reflexión y participar de ella. Un momento especial lo viviremos el próximo verano, dónde tendremos un encuentro nacional sobre este tema, abierto a todos los laicos de parroquias que nos quieran acompañar.

La mañana ha terminado con una comida de hermandad, dando paso a una tarde más distendida y abierta a otros laicos de parroquia que no forman parte de nuestra asociación. Un espacio donde hemos querido dar a conocer la dinámica de los grupos, cómo son nuestras reuniones y como organizamos nuestro tiempo para seguir creciendo en nuestro ser cristiano.