Preparando el Domingo (Niños)

“RECIBID EL ESPÍRITU SANTO”

31 de mayo de 2020 (Solemnidad de Pentecostés)

DESCARGAR

ninos

En la tarde de aquel día, el primero de la semana, y estando los discípulos con las puertas cerradas por miedo a los judíos, llegó Jesús, se puso en medio y les dijo: «¡La paz esté con vosotros!». Y les enseñó las manos y el costado. Los discípulos se llenaron de alegría al ver al Señor. Él repitió: «¡La paz esté con vosotros! Como el Padre me envió a mí, así os envío yo a vosotros». Después sopló sobre ellos y les dijo: «Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados, les serán perdonados; a quienes se los retengáis, les serán retenidos».

Juan 20, 19-23

 

ORACIÓN

Ven a empujarnos con tu fuerza.
Ven a dinamizarnos con tu viento.
Ven a espabilarnos con tu sabiduría.
Ven a despertarnos con tu música.
Ven a removernos con tu energía.
Ven a fraternizarnos con tu Amor.
Ven a hacernos bailar con tu melodía.
Ven a sacarnos de nuestra mediocridad
con tu maravilla.
Ven a enseñarnos a perdonarnos y perdonar.
Ven a despertarnos la creatividad
para abrir caminos nuevos.
Ven a cada casa, cada rincón,
cada familia, a llenarla de tu amor.
Ven a cada fábrica, obra, despacho y comercio a que trabajemos contentos.
Ven a cada transporte, a cada esquina,
a cada kiosco a ser palabra amiga.
Ven a los listos y a los torpes, a los ricos y a los pobres, a traer igualdad.
Ven a las cocinas, a las tabernas,
a los palacios y más a las chabolas,
a traer reparto.

PARA MEDITAR

Nuevamente Jesús se presenta ante los discípulos y lo primero que hace es desearles la paz. No nos olvidemos nunca de construir y vivir la paz entre todos nosotros como nos ha pedido Jesús.
Y luego nos dice que como el Padre le ha enviado a Él, así nos envía a nosotros.
La fe no es como un caramelo que sólo puedo disfrutar yo. La fe es algo para vivir con los demás, es algo para contárselo a los demás. Y para eso, Jesús nos envía a su Espíritu, para que no lo hagamos solos y contemos con su ayuda..

 

PARA HACER VIDA EL EVANGELIO

  • Piensa en una persona a la que le puedes proponer ir un día a tu parroquia a participar en alguna actividad que organicéis.

  • ¿Podemos vivir los cristianos la fe sólo en nuestras casas y parroquias? ¿Qué podemos hacer los cristianos para proponer la fe a otras personas?

  • Piensa y escribe aquí un compromiso para animar a esa persona en la que has pensado para que participe en alguna actividad de tu parroquia.