Preparando el Domingo (Niños)

 “ANDABAN COMO OVEJAS SIN PASTOR”

22 de julio de 2018  (XVI domingo del Tiempo Ordinario)

DESCARGAR

ninos

Se reunieron de nuevo los apóstoles con Jesús y le contaron lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: «Venid conmigo a un lugar retirado y tranquilo y descansad un poco». Porque eran tantos los que iban y venían, que no tenían tiempo ni para comer. Y se fueron en la barca a un lugar tranquilo ellos solos. Al ver que se iban, muchos se dieron cuenta, y de todos los poblados corrieron allá a pie y se les adelantaron. Jesús, al desembarcar y ver tanta gente, se compadeció de ellos porque eran como ovejas sin pastor, y se puso a enseñarles muchas cosas. .
Marcos 6, 30-34

 
 
 

ORACIÓN

Contigo, Señor,
cambia la historia,
las grandes cosas se vuelven
pequeñas
y las mínimas amplían su valor
y se logra por fin la vida plena.
Porque vivir en comunicación
contigo,
hace vivir la vida con misión,
acompañado siempre del Amigo,
que llena de entusiasmo
el corazón.
Gracias, Señor, por tu llamada,
a gozar de ratos de oración,
no permitas que nunca
me distraiga
para que siempre me alimente
de tu Amor.

 

PARA MEDITAR

En el Evangelio de este domingo podemos darnos cuenta lo que pasa cuando las personas lo que les pasa a estas personas cuando sienten que Jesús está lejos de sus vidas. Se dice que “andaban como ovejas sin pastor”.

Estas personas habáin conocido a Jesús y desde entonces, ya no podían vivir sin Él. Si veían que Jesús se alejaba de ellos, hacían todo lo posible por estar cerca de Jesús.

Así debemos hacer nosotros. Lo primero de todo es cuidar que todos los días tengamos a Jesús muy cerca de nosotros: eso lo podemos hacer con la oración. Y también tenemos que intentar que otras personas puedan acercarse a Jesús con nuestra ayuda.

PARA HACER VIDA EL EVANGELIO

  • Cuéntanos algún momento que recuerdes en el que hayas sentido que Jesús estaba a tu lado.

  • ¿Jesús está con nosotros? ¿Cómo nos acompaña?

  • Escribe un compromiso que te ayude a cuidar la oración todos los días para estar siempre cerca de Jesús.