Itinerario Espiritual

 

Camino de Santiago

Camino de CONVERSIÓN

El Camino de Santiago siempre ha sido un lugar de búsqueda, de conversión de mirarse uno mismo para encontrar la verdadera alegría.
El Camino de Santiago es un lugar de conversión, donde se nos invita a revisar nuestra vida y a modificar lo que nos impide ser felices.
El Camino de Santiago es un camino de CAMBIO.

Camino de SANTIDAD

Tras la conversión, la revisión y el cambio en nuestras vidas descubrimos a Jesucristo.
Él es el que realmente ha realizado la “obra buena” en nuestro corazón. Él es quien nos devuelve la alegría.
Jesucristo nos propone el camino del amor, de la ilusión de la esperanza y de la ofrenda a los demás. Jesús nos propone el camino de la SANTIDAD.

Camino de EVANGELIZACIÓN

Hemos conocido la verdad, ¿Cómo vamos a quedarnos con los brazos cruzados?
Compartir, transmitir, llevar el anuncio ese es nuestro deseo después de habernos encontrado con Jesucristo.
Invitaremos al joven a que con el corazón ardiente “dé razones de nuestra esperanza”.

 

Como hilo conductor del trabajo de reflexión del Camino de Santiago proponemos el pasaje evangélico del Camino de Emaús.

“Ese mismo día, dos de los discípulos iban a un pequeño pueblo llamado Emaús, situado a unos diez kilómetros de Jerusalén. En el camino hablaban sobre lo que había ocurrido. Mientras conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió caminando con ellos. Pero algo impedía que sus ojo lo reconocieran. Él les dijo: « ¿Qué comentaban por el camino?». Ellos se detuvieron, con el semblante triste, y uno de ellos, llamado Cleofás, le respondió: « ¡Tú eres el único forastero en Jerusalén que ignora lo que pasó en estos días!». «¿Qué cosa?», les preguntó. Ellos respondieron: «Lo referente a Jesús, el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y en palabras delante de Dios y de todo el pueblo, y cómo nuestros sumos sacerdotes y nuestros jefes lo entregaron para ser condenado a muerte y lo crucificaron. Nosotros esperábamos que fuera él quien librara a Israel. Pero a todo esto ya van tres días que sucedieron estas cosas. Es verdad que algunas mujeres que están con nosotros nos han desconcertado: ellas fueron de madrugada al sepulcro y al no hallar el cuerpo de Jesús, volvieron diciendo que se les había aparecido unos ángeles, asegurándoles que él está vivo. Algunos de los nuestros fueron al sepulcro y encontraron todo como las mujeres habían dicho. Pero a él no lo vieron».

Jesús les dijo: « ¡Hombres duros de entendimiento, cómo les cuesta creer todo lo que anunciaron los profetas! ¿No será necesario que el Mesías soportara esos sufrimientos para entrar en su gloria?» Y comenzando por Moisés y continuando en todas las Escrituras lo que se refería a él.

Cuando llegaron cerca del pueblo adonde iban, Jesús hizo ademán de seguir adelante. Pero ellos le insistieron: «Quédate con nosotros, porque ya es tarde y el día se acaba». El entró y se quedó con ellos. Y estando a la mesa, tomó el pan y pronunció la bendición; luego lo partió y se lo dio. Entonces los ojos de los discípulos se abrieron y lo reconocieron, pero él había desaparecido de su vista. Y se decían: « ¿No ardía acaso nuestro corazón, mientras nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?». En ese mismo momento, se pusieron en camino y regresaron a Jerusalén. Allí encontraron reunidos a los Once y a los demás que estaban con ellos, y estos les dijeron: «Es verdad, ¡el Señor ha resucitado y se apareció a Simón!». Ellos, por su parte, contaron lo que les había pasado en el camino y cómo lo habían reconocido al partir el pan.” (Lucas 24, 13-35)

 

Todos los días el ITINERARIO ESPIRITUAL propone:

  • Un fragmento del “Pasaje Guía” de los “Discípulos de Emaús”.
  • Una reflexión adaptada a nuestra vida a modo de “Sentido del día”.
  • Unas preguntas para que el peregrino reflexiones durante el camino y durante la puesta en común en la reunión de su grupo.

 

PRIMERA ETAPA (Tui - O Porriño)

Día: 28 de Julio

“Y se puso a caminar con ellos” (Lc 24, 15)

Sentido del día: Jesús toma la iniciativa en nuestra vida. Como hizo con los discípulos de Emaús, Él nos busca y se pone a caminar junto a nosotros, para compartir nuestros gozos, pero también para restaurar nuestra esperanza. Él quiere saber de nuestros sueños y fracasos, de nuestras ilusiones y tristezas, de nuestras luces y oscuridades. Pero, ante todo, quiere que experimentemos que “no estamos solos”.
Pregunta para el día: ¿Cómo inicias este camino? ¿De dónde vienes?

 

SEGUNDA ETAPA (O Porriño - Redondela)

Día: 29 de Julio

“¿Qué conversación es la que traéis mientras vais de camino?”

Sentido del día: Aquellos discípulos no le ocultaron el motivo de su tristeza. Contaron a Jesús todo lo que les había ocurrido y Él acogió sus preocupaciones, los escuchó, los acompañó, lo comprendió, para desde ellos mismos sanarlos. Lo mismo hace con nosotros, busca la raíz de nuestra tristeza, de nuestra amargura, de todas aquellas cosas que no nos dejan caminar con alegría, porque sabe que si no somos capaces de reconocerlas Él nunca las podrá sanar.

Pregunta para el día: ¿Cuáles son las preocupaciones de tu vida, del mundo en el que vives?

 

TERCERA ETAPA (Redondela - Pontevedra)

Día: 30 de Julio

“Y les explicó las Escrituras”

Sentido del día: Y, tras escucharlos, Jesús comenzó a hablarles, construyendo en ellos el fundamento de la fe que se consolida con la presencia del Resucitado. Todo estaba escrito, todo tenía que ocurrir. ¿Quién era realmente Jesús para ellos?

Pregunta para el día: ¿Quién es Jesús para ti? Deja que Jesús te hablé de sí mismo:

  • Es el camino: “Yo soy el Camino y la verdad y la vida” (Jn 14, 6)
  • Es el agua viva: “Yo soy el agua viva” (cf. Jn 4, 13-14)
  • Es quien nos ayuda a ver: “Señor, que vea” (Mc 10, 51)
  • Es quien nos perdona siempre: “Tampoco yo te condeno” (Jn 8, 11)
  • Es quien nos da la esperanza: “Hoy estarás conmigo en el paraíso” (Lc 23, 42)

 

CUARTA ETAPA (Pontevedra - Caldas)

Día: 31 de Julio

“Quédate junto a nosotros”

Sentido del día: Estos discípulos comenzaron a sentir de nuevo, comenzaron a notar el fuego del amor, que se hizo presencia plena en la Eucaristía. En aquel momento experimentaron que era verdad, Jesús había resucitado y merecía la pena vivir la vida nueva que Él nos ofrecía. Aquel mismo día comenzaron a vivir y entender realmente lo que significa seguir a Cristo.

Pregunta para el día: ¿Qué es ser cristiano? ¿Qué supone en tu vida seguir a Cristo?

  • Un cristiano es una persona que ora
  • Un cristiano es una persona que trabaja
  • Un cristiano ama al prójimo como Jesús lo hizo.
  • Un cristiano celebra la Eucaristía….

 

QUINTA ETAPA (Caldas - Padrón)

Día: 1 de agosto

“Y, levantándose se volvieron a Jerusalén”

Sentido del día: El encuentro con Cristo Resucitado nos hace ponernos en camino. Ellos volvieron a Jerusalén, lugar de la comunidad, de los que creen en Cristo, donde compartir nuestra experiencia, donde nos convertimos en Testigos, donde experimentamos la necesidad de una fe compartida. Lugar de la presencia de Cristo Resucitado, “Él se presentó en medio de ellos y les dice: Paz a vosotros” (Lc 24, 36). Lugar desde donde aprender a vivir como cristianos, enviados a la misión con las armas de la caridad y la misericordia, “Id al mundo entero y proclamad el Evangelio a toda la creación” (Mc 16, 15). La ACG pretende ser el instrumento de la Iglesia desde donde vivir en la parroquia nuestro encuentro con Cristo, compartiendo nuestra fe con los hermanos, aprendiendo a iluminar nuestra vida con la luz de la Palabra, y haciendo presente a Cristo en todos los ámbitos en los que desarrollemos nuestra vida.

Pregunta para el día: ¿Cómo vives tu ser Iglesia, tu pertenencia? ¿Compartes tu fe? ¿Sientes la necesidad de los hermanos? ¿Conoces la ACG?

 

SEXTA ETAPA (Padrón - Santiago de Compostela)

Día: 2 de Agosto

“Contaron lo que les había pasado por el camino”

Sentido del día: Los discípulos, en comunidad, recibieron el Espíritu santo que les envió a la misión. La ACG es la comunidad donde compartimos nuestra experiencia de Cristo y desde donde recibimos la fuerza del Espíritu para anunciarlo a los demás. Ella es el cauce desde donde aprendemos a “Caminar y sembrar siempre de nuevo”.

Pregunta para el día: ¿Dónde y cómo transmites tu experiencia de fe a otras personas? ¿Anuncias a Cristo a través de tus obras y palabras? ¿Lo podemos hacer juntos, con cristianos de otras parroquias?